icono

Argentina: Preparan una serie sobre el cooperativismo en Rosario, Córdoba y Buenos Aires

El objetivo de esta serie es difundir las experiencias de cooperativas para dar el ejemplo en la sociedad de cómo, aún en épocas de crisis económica, hay modelos productivos diferentes que funcionan y que mejoran los vínculos sociales.

Un grupo de realizadores audiovisuales y comunicadores, tienen motivos muy felices para brindar en el cierre de este año difícil para la industria del cine nacional, porque esta semana supieron que recibirán un subsidio para desarrollar su proyecto “Plantadas”: una serie documental para televisión con 10 historias de cooperativas que encontraron la salida laboral en la organización autogestiva.

“El objetivo de esta serie es difundir, nosotros mismos como grupo audiovisual perteneciente al centro cultural cooperativo Distrito Siete, las experiencias de cooperativas tanto recuperadas como las de cero, para dar el ejemplo en la sociedad de cómo aún en épocas de crisis económica, hay modelos productivos diferentes que funcionan y que mejoran los vínculos sociales, contra la visión tradicional de las empresas e industrias que no deja de ser para un dueño”, relató Marianela Mennelli, miembro de la productora audiovisual D7 Contenidos.

En diálogo con Rosarioplus.com, la joven contó: “A esta altura del año no esperábamos tener noticias del subsidio, pero esta semana nos llegó el mail, y fue una alegría porque es una perspectiva de trabajo en el corto plazo, y lo queríamos hacer. Ahora va a ser un hecho”.

Recordó que “el proyecto surgió de la misma experiencia que veníamos teniendo desde D7 Contenidos, al estar muy vinculados con el modo de trabajo del D7 así como de otras cooperativas, que en 2016 se nuclearon en ACTRA (Federación Autogestión Cooperativismo Trabajo), junto a muchas otras cooperativas de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, que se reúnen siempre acá en nuestra sede”.

De esta forma, desde marzo de 2019 los jóvenes avanzarán en las entrevistas y filmaciones de “Plantadas”, que ya cuenta con una etapa de investigación y guión. Las historias, con gran calidad de imagen y registro dinámico para “entretener y a la vez difundir”, se contarán una por capítulo de menos de 10 minutos cada uno. Cada capítulo tendrá un protagonista de la historia que relatará su forma de organización, su historia y anécdotas.

“El espíritu de la serie televisiva es que ante un presente adverso, donde la sociedad lleva a una salida individualista, mostrar ejemplos de soluciones colectivas”, ahondó Marianela, quien aseguró que “el contenido buscará difusión en canales públicos y privados de todo el país, y en una segunda etapa, se piensa crear la serie web, con una plataforma en formato transmedia con un webdoc (documental web), para que todo ciudadano pueda ver los capítulos cuando quiera”.

Cada cooperativa es singular, tiene diversa cantidad de compañeros, organización, capacidad productiva, y una historia. Algunas de ellas sobrevivieron heroicamente a la crisis de 2001, mientras que otras fueron creadas en los últimos años y atraviesan ahora la primera crisis, como D7 contenidos: “Para nosotros es la primera crisis como adultos, y al conocer estas historias aprendimos mucho de su valor mas importante que es el trabajo”. Pero todas ellas compiten en el mercado con empresas grandes y medianas, y son ejemplos vivos de otro modo de producción industrial. Se trata de La Cabaña, Textiles Pigué, Mil Hojas, cristalería Vitrofin, Distrito Siete, Pauny Tractores, diario El Ciudadano, Tambo La Resistencia, Cooperativa La Masa y Herramientas unión.


Dos de los jóvenes en pleno trabajo de filmación.


En las cooperativas cuando la ganancia es poca, se preservan los puestos de trabajo, cuando en una empresa capitalista probablemente se reducen los puestos de trabajo, y cuando hay un sobrante se decide en asamblea qué hacer con el excedente. Así, “cuando un empresario gana un poco más invierte en la bolsa o un plazo fijo, mientras que una cooperativa piensa en crecimiento, refacciones, viviendas propias, cuestiones básicas para los compañeros, y eso genera una fuerte pertenencia y una postura política”, destacó la joven.

La mejor parte de este modo de trabajo es que “al ya tener experiencia histórica cuando hace 18 años el cooperativismo entró en auge, esta crisis nos encontró mejor parados, y por ejemplo cuando en 2017 no se podía hacer grandes inversiones, La Cabaña mudó su planta a General Lagos”, apuntó Marianela.

Recordó que ya en 2015 la productora ganó otro concurso nacional, pero “debido al cambio de gobierno, ese proyecto no se pudo concretar, porque el dinero nunca llegó”. Sin embargo este subsidio, que parte del Enacom, espera ser concretado en pocos meses, y con los 600 mil pesos se podrá “arrancar en las filmaciones, que tienen un costo muy alto, y se buscará más fomentos para llegar a cumplir la parte de la web”.

 

Fuente: Rosario Plus


Comparte este contenido

Accede a los diferentes Servicios y secciones que nuestra asociación te ofrece.