icono

JFK Cooperativa Financiera, entre las más sólidas del sector

El año 2020 representó un gran desafío para la cooperativa

El éxito de una entidad tiene una relación estrecha con las personas que la conforman y su calidad humana, de allí que la estructura y solidez de JFK también sea resultado de cada uno de sus colaboradores, quienes día a día se esfuerzan por brindar el mejor servicio y fomentar el desarrollo de una comunidad de la que también forman parte.

Es así como con una filosofía clara de inclusión y equidad social, netamente comunitaria, nació en Medellín hace cerca de 57 años, JFK Cooperativa Financiera y fue en esta ciudad en la que sus aportes y visión solidaria comenzaron a impactar positivamente a las comunidades antioqueñas. Actualmente cuenta con 40 agencias estratégicamente ubicadas: 18 en Medellín y Área Metropolitana; 7 en el Oriente antioqueño y 15 en Bogotá, desde donde se planea continuar la expansión y aumentar sus más de 164.000 asociados, ahorradores y clientes.

Su diferencial radica en brindar servicios crediticios y de ahorro a segmentos de estratos populares que no cuentan con facilidades para acceder a otro tipo de entidades financieras. “Somos especializados en productos de crédito y ahorro. En crédito, ofrecemos la modalidad de consumo, cartera comercial y microcrédito dirigido a personas naturales. Nuestro fuerte es la cartera de consumo. En cuanto a productos de ahorro ofrecemos el producto de ahorro disponible, CDT y ahorro programado, además, por ser Cooperativa, las personas pueden asociarse a través de sus aportes sociales y obtener grandes beneficios como auxilios por solidaridad, educativos, eventos gratuitos, entre otros”, explica Luisa Fernanda Cardona Ochoa, Subgerente Financiera de la Entidad.

Un reto a la solidaridad

El año 2020 representó un gran desafío para la cooperativa, aunque su solidez financiera le permitió ser un actor fundamental en medio de la crisis. A través de beneficios y auxilios para sus asociados cercanos a los $24.000 millones, pudo tenderles la mano y darles un respiro a aquellos que enfrentaron dificultades económicas como consecuencia del impacto de la covid-19, además de los otros auxilios otorgados por otras razones.

“La pandemia nos llevó a reformular la manera de llegarle a nuestros clientes porque entendimos que la única manera de mantenerse y salir adelante era brindando nuestros servicios y productos de una manera más cercana, asumiendo el rol que nos corresponde. Logramos transformar esa situación de crisis y revertimos los índices de cartera vencida, logrando disminuirla a un dígito y alcanzar un final de 2020 bastante positivo en términos de estructura y solidez financiera”, señala Cardona Ochoa.

El año pasado, la entidad destinó $65.000 millones para las comunidades, recursos que fueron invertidos en donaciones, tanto en insumos físicos como en auxilios de matrículas, seguridad alimentaria y manutención de estudiantes de colegios y universidades, regalos de Navidad para 54.000 asociados, kits estudiantiles para población vulnerable y eventos virtuales, como conciertos, cursos y capacitaciones, para toda la familia a lo largo del año.

JFK Cooperativa Financiera, entre las más sólidas del sector

Una de las más sólidas del país

“Al corte de marzo de 2021, la entidad alcanzó un nivel de excedentes de $29.816 millones acumulados entre enero y marzo, un valor importante que nos ha permitido lograr unos niveles de rentabilidad positivos. Contamos con una rentabilidad de patrimonio del 23,74 %, una rentabilidad del Activo del 10,10 % y un indicador de solvencia del 69,61 %, siendo uno de los más altos del sector a nivel nacional y que se traduce en una importante fortaleza patrimonial que nos permite autosostenibilidad financiera, apalancamiento interno y la posibilidad de seguir aportando a nuestras comunidades”, señala la Subgerente Financiera.

Por su parte, el balance financiero a marzo de 2021 de JFK evidencia activos por más de $1.224.481 millones. Sumado a esto, dentro de sus beneficios se destaca que, cada año otorga auxilios educativos por $4.500 millones en beneficio de sus asociados, de sus cónyuges, hijos o núcleo familiar básico. Adicionalmente, brindan auxilios por Hospitalización, Muerte del asociado o de un familiar y por Calamidad Doméstica.

De acuerdo con el comportamiento del Índice del Precio Consumidor, IPC, también se genera una revalorización de aportes, que equivale a un monto económico abonado directamente a los aportes sociales de los asociados y que les permite contar con mejores y mayores beneficios. En cuanto a la facilidad de acceder al crédito, esta entidad otorga amplios plazos, ajustados a las necesidades del deudor brindándoles la posibilidad de contar con un mayor flujo de caja para sus gastos.

Otro de sus diferenciales consiste en que las personas que acceden al crédito reciben sin costo el seguro de vida del deudor y, en caso de que el crédito sea con garantía hipotecaria, no tienen que asumir el seguro de incendio y terremoto porque JFK también se los paga.

Conozca más sobre JFK y cada uno de sus servicios en www.jfk.com.co

“Algo determinante es la disciplina y compromiso de todos nuestros empleados; se caracterizan por ser personas muy comprometidas y trabajadores y eso se ve reflejado en lo que es actualmente JFK Cooperativa Financiera”, concluye Luisa Fernanda Cardona Ochoa, Subgerente Financiera.

Fuente: ElColombiano.com


Comparte este contenido

Ahora puedes realizar el Curso de Cooperativismo Básico en Línea

Curso de Cooperativismo Básico

Ir al curso