icono

 ago. 13, 2021

La Pandemia Nos Cogió Caminando: Jorge Alberto Corrales

El gerente de la Cooperativa Financiera CFA señaló que procesos previos de teletrabajo, modelos de redes y circuitos que se habían implementado hace cuatro años permitieron a la empresa responder a las nuevas condiciones laborales y comerciales de la pandemia.

El último año aceleró las condiciones de trabajo de las empresas y especialmente la de las cooperativas que venían adaptándose a las nuevas condiciones impuestas por el mercado financiero, algunas en las etapas iniciales en sus desarrollos tecnológicos, otras con mayor progreso como fue el caso de la Cooperativa Financiera CFA, señaló su gerente Jorge Alberto Corrales Montoya.

El ejecutivo explicó a Gestión Solidaria que desde los cuatro años anteriores la empresa había iniciado pruebas en diferentes procesos, incluso en el teletrabajo para algunos de los miembros de su equipo. Todo esto permitió responder de manera positiva a las nuevas condiciones impuestas por la pandemia.

La visión estratégica fue complementada con procesos y plataformas del mismo sector, facilitando la realización de transacciones digitales y el fortalecimiento de diferentes medios de pago, respaldado por la Red Visionamos. “Aunque la pandemia nos puso a correr afortunadamente ya estábamos caminando sobre el camino”, dijo el directivo.

En su evaluación Corrales Montoya destacó que desde la primera etapa las empresas solidarias respondieron muy bien ante la necesidad de alivios, y la posibilidad de una salida masiva de asociados no se dio. Poco a poco se ha ido dando una recuperación de la cartera y los negocios han mostrado una mejor actividad a pesar de la protesta social de la primera mitad de 2021.

“Después del año 2020 fue muy complejo, digamos que veníamos en una dinámica muy bien en el primer trimestre. Ya después de los famosos paros y bloqueos la economía se ha resentido inevitablemente, eso lo hemos visto en las cifras. Si la gente las analiza el sector financiero traía 35 billones de pesos de alivios. Antes de los paros, en medio de las protestas los alivios subieron un billón de pesos de cartera. La gente volvió a retomar alivios Y otros se acogieron a esta coyuntura”, dijo.

Hay que dialogar

Corrales Montoya cuestionó la forma en que se degradó la protesta social y como una de las oficinas de la CFA fue vandalizada. Pero insistió que mientras el tiempo corre, el país sigue esperando la discusión de los grandes temas que la originaron.

El ejecutivo afirmó que muchos de quienes hacen sus reclamos en las calles en algunos casos desconocen la historia del país, especialmente las de finales del siglo anterior que sembraron las bases del modelo político actual. Pero advirtió que aparentemente el remedio fue peor que la enfermedad.

Explicó que es un cúmulo de situaciones las que llevan a la gente a explotar. “En un análisis interno identificamos que esto tiene que ver con la Justicia, con la corrupción. Si no hay una justicia que sanciona esos actos de corrupción Es muy difícil que el los procesos en el país funcionen”, dijo.

Explicó que se han acumulado diferentes temas de inconformismo social, lo que solo será posible superar si las partes se deciden a escuchar y corregir el rumbo. “Vemos ejemplos como el tema de las pensiones; de la generación de empleo, el tema agrario y el abandono en muchas regiones del campo. La estructura delGobierno Nacional y locales. Porque ninguno puede decir que tiene una estructura adecuada de austeridad. El proceso de abandono que ha venido sufriendo la educación donde vemos que hay una alta tendenciaa hacer un mayor énfasis a unos principios políticos” .

Afirmó que mientras los manifestantes, la mayoría jóvenes afirman que en Colombia hay pocas oportunidades esto se podría cuestionar porque hay ejemplos cotidianos en todo el sector cooperativo. “A nosotros no nos digan que no hay oportunidades, yo tengo 500 colaboradores que todos los días se levanta a trabajar, a sacar adelante. este proceso, tengo 67000 asociados. Llevan sus actividades e impulsan sus negocios y trabajos. Están todos los elementos, hay que empezar a coordinar y articularlos con una conciencia muy distinta, de pronto de la ética y el respeto, de los valores que nacen desde la casa” dijo.

Una Tributaria Ideal

En su análisis sobre la nueva Reforma Tributaria, la que sustituirá la que detonó la protesta social, Corrales Montoya hizo varias consideraciones básicas. dentro de las que se advierte que no se debe gravar a las personas que ganan dos millones de pesos. Señaló que es necesario evaluar las exenciones y privilegios que tienen algunos sectores; así como cuestionar la utilización de los recursos pensionales que han sido utilizados para otros fines, generando además altos costos administrativos.

“Vayan y busquen en la exenciones que hay; los capitales que están en los paraísos fiscales que se generan con algunos modelos, vayan y busquen algunas prebendas y privilegios que tienen algunos sectores y empiezan a ver cosas distintas”, dijo. Es indiscutible la necesidad de la Tributaria. El Gobierno se endeudó para manejar la pandemia, esa fue la gota que rebosó la copa y en una segunda etapa ha expresado su optimismo ante un posible crecimiento excepcional. “Es necesario cuestionar las expectativas de crecimiento de algunos analistas. Ahora una cosa es retomar un crecimiento del seis por ciento , cuando hay una disminución del 6,8%. Yo siempre he preguntado con base en qué van hacer el comparativo año a año. Yo quisiera ver la economía de Colombia de 2019 frente a 2021 y cuál es su comportamiento. Y lo que sí queda claro es que la Regla Fiscal y la balanza fiscal en el país está afectada y eso es una realidad”.

En cuanto a la decisión del Banco de la República de mantener inalterada su tasa de intervención en un 1,75 por ciento Corrales Montoya afirmó que es prudente, pues las entidades financieras no pueden seguir reduciendo sus tasas, mientras que se mantiene un alto grado de liquidez lo que permitirá impulsar el proceso de reactivación de la economía.

En medio de esta situación el sector solidario ha mostrado su capacidad de adaptación y respuesta, así como prudencia en el manejo de sus recursos ante las dificultades y condiciones del último año, manteniendo la reinversión de sus excedentes en un 50 por ciento en promedio, fortaleciendo sus fondos y previsiones, en medio de una competencia por la compra de cartera.

Por último, el ejecutivo cuestionó como los requisitos sobre calificaciones de riesgo castigan la actividad
solidaria, donde muchos funcionarios no comprenden que estas empresas tienen muchos dueños y no uno en particular como los bancos comerciales.“Ahora cuando se habla de calificaciones, es cuando yo discuto la coherencia del Gobierno Nacional, por un lado dice. -El cooperativismo es el vehículo para lograr esto: vivienda, tasas preferenciales, adecuadas para el campo a través de Finagro, tasas especiales para empresarios a través de Bancoldex, Findeter y empezamos a ver que Findeter le eliminó el cupo a todas las cooperativas. Entonces nosotros preguntamo ¿Cuál es la coherencia; el Gobierno da una instrucción y los señores de Findeter hacen otra cosa”.

“Lo que los funcionarios llaman acotación al riesgo, así lo llaman. O sea que quieren disminuir el riesgo. Y le entregan los recursos a las alcaldías. Entonces yo pregunto ¿Es más riesgoso entregar esos recursos a las alcaldías, a unas entidades vigiladas por la Superintendencia o por la Supersolidaria entonces no encontramos argumentación, especialmente Findeter que hace parte de hacienda. ¿Cuál es la realidad, qué están viendo?” dijo.

Esta falta de coherencia por parte de algunos funcionarios que no quieren reconocer las particularidades del modelo solidario cuyo fin es distribuir bienestar entre todos su asociados y no para un solo propietario, pero no les interesa entenderlo señaló, Corrales Montoya.

Impulsando la reactivación

CFA destaca dentro de sus resultados haber alcanzado, en el último año, acuerdos con las alcaldías de Rionegro, Envigado, Pereira y Sopetrán donde ellos ponían los intereses. y la Cooperativa el capital, con períodos de gracias de seis meses en capital, e intereses para que pudieran reactivar sus negocios.

“Le entregamos a cada alcalde un plan de reactivación que involucra desde el proveedor de insumos hasta el proveedor final ¿Cómo articular esa cadena para reactivar la economía. Hoy tenemos 230 organizaciones, fundaciones de productores, comercializadores, distribuidores. Tenemos 7589 productores en eso, estamos beneficiando a más de 30 mil personas en esos proyectos. El programa se ha dividido en 19 subregiones, hoy le vendemos a la Nacional de Chocolates, a la Vaquita a la Cooperativa Consumo a Postobón, donde hemos logrado que le puedan codificar los productos de esos pequeños productores”, dijo Corrales Montoya.

“Hoy trabajamos con las empresas que tienen registro de seguridad social donde encontramos a nuestros empleados desempleados y les pedimos sus hojas de vida y las conectamos con plataformas de colocación de empleo como el Sena, las Cajas de Compensación, ayudándolas a conseguir empleo. Para que se reactiven. Estamos haciendo toda una tarea y eso lo viene haciendo CFA y mucha gente del cooperativismo. Aquí no estamos esperando la cuotica. Aquí estamos ayudando a que se reactiven y esa es una cosa que venimos haciendo en CFA hace cinco años. La coyuntura nos puso a correr, pero venía en el camino adecuado”, concluyó Jorge Alberto Corrales.

Fuente: Gestión Solidaria


Comparte este contenido

Ahora puedes realizar el Curso de Cooperativismo Básico en Línea

Curso de Cooperativismo Básico

Ir al curso