icono

 sept. 06, 2021

Estado invierte $2,7 billones en compras públicas de alimentos

Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial

No es fácil la labor de la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias, que dirige Rafael González, sobre todo cuando tiene que articular y promover las formas asociativas entre los pequeños y medianos productores en tiempos de pandemia.

Uno de sus labores es, además de generar iniciativas como el de los mercados campesinos y ser el pilar del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial, articular con gobernadores y alcaldes que a la población vulnerable lleguen los bienes y servicios que les permitan soportar el día a día.

EL NUEVO SIGLO: ¿Qué papel desempeña la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias?

RAFAEL GONZÁLEZ: Es una dependencia del Ministerio del Trabajo, este año completamos 90 años de existencia de la Ley de Cooperativismo en el país, es decir que este año estamos cumpliendo 90 años de actividad y 10 años de la última transformación. La entidad es la encargada de diseñar, adoptar, dirigir y ejecutar los programas, planes y proyectos para la promoción, planeación y fortalecimiento para el desarrollo de las organizaciones solidarias que hacemos en la entidad, respaldar las diferentes formas asociativas entre pequeños y medianos productores que basados en la solidaridad y la cooperación promueven la equidad de género, la autonomía económica de las comunidades, la capacidad organizativa y autogestión y se fortalezcan las capacidades para acceder a bienes y servicios, además de contribuir a la comercialización de sus productos.

ENS: ¿Cómo desarrollan las compras públicas locales?

RG: Eso tiene que ver con una ley que se promulgó desde la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias con el apoyo del Congreso de la República y con la FAO. Este es un modelo que es una réplica de lo que se ha hecho en Brasil, Chile y otros países donde el Estado destina unos recursos importantes para la compra de alimentos y lo que se hace es que basados en la solidaridad y en las empresas de economía solidaria, estos puedan participar en las compras de suministros vendiéndoles a los grandes proveedores que ganan estas grandes licitaciones. Ahí está el trabajo que se hace con ICBF, el programa de suministros en las cárceles y el programa del PAE, en que se destinan $2.7 billones anuales. Con ello los productores de alimentos suministran a los grandes proveedores del Estado para que los productos sean consumidos en los diferentes programas que se manejan a nivel nacional. 

ENS: ¿En estos 10 años ha crecido el desarrollo de las empresas cooperativas?

RG: En el sector solidario, el sector de la economía solidaria se identifican claramente tres tipos de empresas que son las cooperativas, las mutuales, asociaciones mutuales y los fondos de empleados, únicos en el mundo. Entre las cooperativas también hay varios grupos de cooperativas en más de 23 sectores económicos. Hay otro gremio cooperativo que es el que estamos llevando a las regiones que es el que tiene que ver con la producción y especialmente el tema rural. Apoyamos sobre todo a los pequeños productores en las regiones para poderlos conectar a los mercados comerciales, empezar a trabajar con una rápida generación de ingresos, a generar un dinamismo basado en la solidaridad en la región.

ENS: Bajo este panorama de reactivación económica, ¿cómo se vienen desarrollando esos programas de asociación entre pequeños y medianos productores?

RG: Tenemos una serie de herramientas que las ponemos al servicio de la comunidad y a través de ella las conectamos a mercados y las fortalecemos. Uno de ellos es el de los mercados campesinos solidarios que son muy famosos en el país, que han dado unos resultados excelentes y han permitido que los pequeños productores, sin intermediación, puedan invertir juntos y ser entregados en las casas de familia. Este trabajo se ha hecho articulado con el Ejército que nos han apoyado fuertemente en el tema logístico. Además, se trabaja con las administraciones locales, los alcaldes, ellos permiten poder localizar y ubicar los productores, para evitar que se nos vayan a meter personas inescrupulosas, para hacer que los pequeños productores vendan los productos que siembran sin intermediación, directamente, y para eso es muy clave las secretarías de desarrollo económico y las secretarías rurales.

Mercados

ENS: ¿Sí se ha avanzado en agilizar esta comercialización y, por consiguiente, también en abaratar el costo de los productos?

RG: Sí se han tenido buenos resultados, de hecho, con la Alcaldía de Bogotá el año pasado se hizo una mercatón solidaria y ahí se comercializaron más de $1.800 millones. Estamos trabajando fuertemente capacitando funcionarios a nivel nacional para que entiendan que esta es una ley que los obliga a permitir la participación de pequeños proveedores. Obviamente la gente dice, "venga un pequeño campesino no es capaz de venderle al Estado", claro, un campesino produce una cantidad de huevos, de papa o de leche. Pero como nosotros nos asociamos, empezamos a crear empresas de economía solidaria ya empiezan a manejar economía de escala y de esta manera, si trabajamos con el apoyo de estos mandatarios que aún faltan por conectarse al cumplimiento de esta ley yo creo que podemos transformar el país y generar una gran dinámica económica en los territorios y permitir así mejorar la situación de nuestros pequeños productores a nivel nacional.

Fondos

ENS: ¿Cómo se vienen desarrollando esos programas de los Fondos de Empleados?

RG: Cuando hay un fondo de empleados, quiere decir que hay una empresa legalmente constituida y que está generando empleo. Incluso las empresas que manejan los fondos de empleados, encuentran en esta forma asociativa la modalidad del bienestar social de los empleados, que va a permitir, además, que personas que aparezcan reportadas en datacrédito y demás, a través de los fondos de empleados puedan financiarse un proyecto que les permita a ellos satisfacer las necesidades. Estos fondos de empleados también se encargan de ayudar a manejar programas de vivienda o programas de educación o de bienestar. Eso se está trabajando fuertemente en el Plan Nacional de Desarrollo en el artículo 164 obliga al Estado a dinamizar, de manera positiva, la creación de fondos de empleados y para eso tenemos un aliado estratégico muy importante que es Analfe, que es la Asociación Nacional de Fondo de Empleados que reúne a más de 500 de los 1.200 fondos de empleados que existen en el país y tiene una familia vinculada con más de 1 millón de personas que se está beneficiando de este modelo empresarial.

Desarrollo de los PDET

ENS: ¿Qué otras iniciativas viene desarrollando la entidad en el fortalecimiento de otras organizaciones solidarias del país?

RG: Trabajamos con el enfoque de género, estamos apoyando los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) para que los municipios que se han visto afectados por la violencia se empiecen a desarrollar, a través del modelo de la economía solidaria, con el apoyo del consejero para la reactivación del PDET, Emilio Archila.  Estamos trabajando y buscando, inclusive en algunas partes legalizar comercios informales o que estén metidos en actividades como la producción de siembras de cultivos ilícitos, para que puedan transformar esos cultivos en cultivos de suministro de alimentos y los vinculamos a los mercados. Hemos hecho una gran alianza con ellos y estamos reactivando a personas que inclusive se han reinsertado a la vida civil y han dejado las armas. Estamos trabajando con las víctimas y estamos generando una dinámica para que, inclusive, en los colegios, en esos municipios PDET se vea que hay una forma alternativa de economía que no es la misma capitalista que todos conocemos, sino que es la que es basada en la economía solidaria, en crear confianza, en crear lazos que permitan que las comunidades comiencen a trabajar de la mano para generar desarrollo en la región.

Fuente: El Nuevo Siglo


Comparte este contenido

Ahora puedes realizar el Curso de Cooperativismo Básico en Línea

Curso de Cooperativismo Básico

Ir al curso