icono

Grupo Coomeva cerró 2018 con excedentes por $55.000 millones

El Grupo Cooperativo, que tiene 17 empresas operando, también registró un incremento en el patrimonio de aproximadamente 13% frente a 2017.

Pese a la crisis que atraviesa Coomeva EPS, el grupo de 17 empresas asociadas bajo el mismo nombre terminó el 2018 con cifras positivas y una perspectiva favorable para este año. Así lo indicó Alfredo Arana, presidente ejecutivo del Grupo Coomeva, en diálogo con Portafolio.

De acuerdo con Arana, la cooperativa que está próxima a cumplir 55 años de operación en el país, logró registrar excedentes por $55.000 millones el año pasado y las tres líneas de negocio que manejan, tanto de salud, el área financiera y el sector protección, tuvieron crecimiento.

“Crecimos en todas nuestras cifras reales en alrededor del 5%, tanto en población de asociados, en el número de afiliados al servicio de salud prepagada, entre otros indicadores. Además, tuvimos un gran desarrollo en todos los sistemas de beneficio hacia los asociados. Generamos $150.000 millones en beneficios. Para nosotros esto es muy importante, porque son los dueños de la cooperativa”, subrayó el directivo.

De hecho, la firma sumó alrededor de 11.300 asociados y alcanzó la cantidad de 252.000 afiliados.  Además, se estima que el patrimonio del Grupo aumentó entre el 12% y el 13% al cierre del 2018, por lo que actualmente la cifra es de $1,6 billones.

“Esto se debe a los buenos resultados que tuvimos en las empresas, aunque claro algunas tuvieron mejor desempeño que otras, y gracias a la capitalización que hacen los asociados. Todos ellos aportan el 5% de un salario mínimo mensual, lo que suma unos $7.000 millones mensuales, y contribuyen a unos fondos sociales propios que se deben encontrar en el orden de los $20.000 y $25.000 millones mensuales. Esos fondos sociales acumulan una reserva de $2,7 billones. Cabe resaltar que si fuéramos una| aseguradora estaríamos dentro de las primeras, o si fuéramos un fondo de pensiones igual”, dijo Arana.

Así mismo, se calcula que los ingresos del Grupo en el 2018 alcanzaron los $5,7 billones. Por su parte, los activos superan los $10 billones.

 

La salud


En el área de la salud, que es la de mayores contrastes, Gilberto Quinche, gerente de ese sector en el Grupo Coomeva, destacó el desempeño del servicio de medicina prepagada.
Según Quinche, las utilidades de ese sector alcanzaron los $32.000 millones y se consolidaron como los segundos jugadores más relevantes de ese mercado, teniendo una participación de alrededor del 23%. 

Sin embargo, los directivos aceptan que continúan teniendo un déficit en Coomeva EPS, lo que produjo que gradualmente pasaran de tener presencia en la mayoría de municipios del país a estar solo en un 10% de dichos territorios. 

De igual manera, el número de afiliados se redujo, pues pasaron de tener 2,4 millones en el 2017 a 2,1 millones en el 2018.

“Uno se va ubicando solo donde puede hacer un esquema de aseguramiento, el modelo funciona armando una red de servicios. Hay unas normas especiales para municipios alejados y se está estableciendo un sistema distinto para sitios donde hay pocos prestadores, porque no tiene sentido que haya la competencia regulada que hay en las grandes ciudades, que es donde se están concentrando los grandes aseguradores. Yo creo que ese es el modelo que va a ir descremando el mercado y consolidándolo. Se van a concentrar pocos aseguradores que manejen gran número de personas”, manifestó el gerente de Coomeva EPS. 

A la par, el ejecutivo opinó que el problema del sistema de salud en el país es de orden estructural, lo que se ve reflejado en el monto destinado desde el presupuesto para atender los servicios de salud, que en Colombia es de alrededor de $850.000 anuales per cápita (menos de US$300), “mientras que en países desarrollados con esquemas similares, la cifra asciende a los us$2.000”, dijo Quinche.

A lo que agregó: “además, esos $850.000 al año cubren todo lo que no es última tecnología. Cuando, por ejemplo, a un paciente con cáncer no le funciona el medicamento usual, hay que ponerle un medicamento que puede valer 10 veces más, pero eso no está cubierto en ese esquema de los $42 billones que brinda el Estado, lo que genera un déficit”.

De hecho, cada año, según cifras del Ministerio de Salud, la inversión en obligaciones, procedimientos, medicamentos, tratamientos, nóminas, y demás aspectos del sistema, se invierten $45 billones. 

Sin embargo, en el 2018, los servicios adicionales, que menciona Quinche, sumaron $4,5 billones, por lo que se pagaron $3 billones para esa cuenta y quedó una deuda de $1,5 billones. A lo anterior, según el directivo, se suma “una deuda vieja que oscila entre los $9 billones y los $12 billones. Económicamente hay un descuadre”. 

Lo anterior afecta a los usuarios como consecuencia de la deuda que tiene el Estado con las EPS, que produce que esas entidades le deban a los hospitales, quienes a su vez le deben a los proveedores.

Hoy, dice Arana, los tratamientos por fuera del POS le cuestan $40.000 millones mensuales a la EPS del Grupo, deuda que según ellos está siendo pagada al 50% anual por las autoridades. 

La firma, dicen los ejecutivos, está a la expectativa sobre la ley de punto final contemplada en el Plan Nacional de Desarrollo.

 

Turismo en salud


El grupo recibió hace tres meses un reconocimiento internacional, por parte de la Asociación Mundial del Turismo Médico, por haber creado la ‘mejor iniciativa de innovación en turismo y salud’, con la plataforma Aboutti. Esta herramienta web fue puesta en funcionamiento en el último trimestre del 2018 y está diseñada para atender a extranjeros que estén interesados en hacerse algún tipo de tratamiento o intervención por fuera de su país. En la página se muestran las alternativas, certificaciones de las instituciones médicas y el despliegue logístico. A través de esta página ya se han logrado atender 56 pacientes, la mayoría de ellos estadounidenses.

 

Fuente: Ascoop


Comparte este contenido

Accede a los diferentes Servicios y secciones que nuestra asociación te ofrece.