icono

El Sector Cooperativo Necesita Mejores Modelos Estadísticos: Alarcón

El profesor de la Universidad Castilla la Mancha, de España, señaló que la carencia de un modelo estadístico robusto reduce las posibilidades de las empresas cooperativas y solidarias de mejorar su interlocución ante los organismos del Estado colombiano.

Los investigadores Miguel Ángel Alarcón, español, junto a Juan Fernando Álvarez, profesor colombo venezolano de la Universidad Javeriana formaron parte del equipo técnico que presentó ante Naciones Unidas un balance de cómo las entidades de la economía cooperativa y solidaria han ido cumpliendo los objetivos de Desarrollo Sostenible a 2030 entre otras metas.

El investigador español destacó que las empresas de la economía social por su misma esencia contribuyen de manera decidida a las metas que buscan hacer del planeta un lugar mejor.

La evidencia muestra como la diversidad de empresas y organizaciones conformadas bajo el modelo asociativo tienen un compromiso decidido con estos objetivos y unas formas de cumplimiento directa, sin embargo, su baja visibilización lleva a que quienes no las conocen omitan la trascendencia de este tipo de entidades, insistió el investigador.

“El profesor Juan Fernando Álvarez y yo, presentamos ante la oficina que maneja la economía solidaria al interior de las Naciones Unidas de la ONU, la evidencia en un comienzo de lo que serían los principios cooperativos en este caso y objetivos de desarrollo sostenible para identificar prácticas que contribuyen al alcanzar esas metas objetivos. Particularmente Colombia está en el puesto 65 a 67 de cumplimiento dentro de un total de 163 a 166 países, donde EEUU está en el puesto 31; España está por el 21, donde los primeros puestos los alcanzan los países nórdicos. Pero hay que decirlo. En un país pequeño es más fácil que haya un compromiso de la sociedad civil y es más fácil que haya un desarrollo económico y social. En esa lista hay muchos países que prácticamente son la mitad de Bogotá, por ejemplo Suecia, Noruega, los Países Nórdicos, Suiza. Evidentemente hay unos ordenes de magnitud”, dijo en diálogo con Gestión Solidaria.

Cambio de condiciones

Aparte de las metas, las empresas cooperativas y solidarias necesitan un mejor posicionamiento ante todos los actores de la sociedad. Esta búsqueda de una mejor  visibilización le daría un posicionamiento y una capacidad de negociación, convirtiéndose en alternativas frente a las empresas de origen capitalista o con ánimo de lucro, dijo.

El proceso de visibilización también pasa por tener una cifras confiables que muestren la verdadera incidencia de las empresas de la economía solidaria. “En Colombia tenemos la duda que generan las cifras, cada entidad, cada organismo registra una diferente.

La dimensión real solo es posible si se tienen unas estimaciones fiables, con una muestra significativa. Las cifras no son importantes en cuanto a exactitud, son importantes cuando son obtenidas de la misma manera en los distintos espacios económicos que se quieren comparar”, dijo el investigador.

Alarcón explicó que poco a poco se han ido cuadrando las cifras de la economía solidaria colombiana en la medida en que los diferentes organismos públicos y privados han ido unificando las fuentes de información permitiendo con ello un mejor contraste de los datos. “De tal manera que el sector primero hay que definirlo, saber cuales son sus características y así determinar cuál es su tamaño. Es probable que se den diferencias lógicas, pues mientras unos manejan cifras de muestra, que probablemente no sean significativas, otros manejan censos en los cuales hay muchas entidades que no están activas. Puedo hablar muy a priori pero un punto en el PIB es significativo para cualquier economía”, dijo.

La responsabilidad de las cifras

Para poder construir las estadísticas confiables que necesita el sector es necesario que todos sus actores comprendan que tienen la responsabilidad de dar las cifras, y entregarlas a quien encabece el sector. “No soy nadie para decirlo. Que haya cierta institución que sea fiable, si es del gremio mejor efectivamente. Pero que haya una sobriedad y un rigor en las instituciones que puedan ofrecer la información y la presten. Si nosotros nos encontramos con que no hay esa información oportuna ¿Cuál es la población? Contrastarla con los organismos de seguridad social, junto a Cámaras de Comercio por parte del gremio. Efectivamente nunca podremos tener una cifra a partir de la cual los medios estén contentos. No sobra llamar la atención en la falta de acuerdo sobre las cifras, en muchos casos así se busca, pero eso debe ser superado”, dijo.

Por último, el investigador señaló que en el caso de Colombia las empresas cooperativas se destacan por su buen comportamiento e incidencia dentro de la economía. Pero hizo un llamado a sus protagonistas para que se logre una mayor visibilización del sector y una vez se determine esas entidades deben comprender que son autónomas e independientes. “Y hacer un frente común para decir: aquí estamos, estas somos y pensamos esto. Pero aparte de pensar en el material monetario, que sería como una punta de iceberg hay una parte que es difícilmente visible, pero que se puede gestionar y trabajar con balances sociales, como en determinados cálculos, de cosas que se aportan a la sociedad, lo que es imposible que se diga en las magnitudes del Producto Interno Bruto”, concluyó.

Foto– Profesor Miguel Ángel Alarcón, de la Universidad de Castilla la Mancha, asesor de economía aplicada y economía Española Internacional señaló que la utilización adecuada del big data permitiría complementar la toma de muestras y cálculos para la medición correcta del sector cooperativo y solidario colombiano, pero esto implicaría definiciones previas por parte del mismo.

Fuente: Gestión Solidaria


Comparte este contenido

Accede a los diferentes Servicios y secciones que nuestra asociación te ofrece.