icono

Los Token: el siguiente paso de las criptomonedas

Esta unidad de valor puede ser creada y regulada por una comunidad para interactuar con un producto especifico o una región.

El ingeniero Oscar Antonio Bazoberry explicó que los tokens son expresiones matemáticas que no tienen un respaldo como el de una moneda tradicional, pero si una expresión matemática que se genera por su utilización.

“El token una unidad de valor que una organización crea para gobernar su modelo de negocio y dar más poder a sus usuarios para interactuar con sus productos”, definen los expertos.

El analista boliviano invitado por la Federación Colombiana de Cooperativas de Ahorro y Crédito (Fecolfin) a su V Convención Financiera Cooperativa en Cartagena, señaló que este modelo que reemplaza en algunos casos a las monedas tradicionales, permite generar nuevos modelos económicos y fortalecer la actividades de sectores que los implementen.

Un ejemplo básico de la utilización de un token, es el que se hace en un parque de diversiones, donde el usuario compra determinado número de tokens para poder utilizar los juegos, en la medida que realiza el consumo puede recargar, con una nueva compra. Entre tanto el parque acumula divisas para otro tipo de transacciones.

Otro ejemplo de este tipo de monedas es el que puede realizar una comunidad de productores, que de manera regulada pueden determinar que un token sea el utilizado para la región, para el sector productivo e incluso sea utilizado como unidad de valor para todo un mercado global de dicho producto. “Con este ejemplo un producto especifico o una región. Podemos ver que los tokens pueden ser utilizados para dar liquidez, créditos y compras especializadas para los sectores que los utilicen.

El futuro de los tokens puede ser tan atractivo o más que el las criptomonedas actuales, que poco a poco han ido ganando terreno dentro de las diferentes economías, pero que son fuertemente cuestionadas por los bancos centrales.

Con los token al ser regulados por comunidades, sectores económicos e incluso países, su respaldo y confianza es mayor, pues es un commodities el que le da la identidad a este medio de transacción y genera en torno a el una expresión del circuito económico.

“Vemos una ventana de cinco años, donde el resultado de la utilización de los token se consolidará, por ejemplo ya existen cinco países que dentro de su reglamentación interna han permitido la utilización de este modelo. El tema no pasa por la presencia o no de una moneda fuerte o débil, es en el caso de los países una decisión política. La ecuación va más por los países que se dan cuenta que la tecnología puede cambiar la manera de todo su sistema productivo, más en países con una visión a largo plazo como Dubai, Singapur, Japón, Suiza, son países que real- mente están tomando ventajas para este mecanismo de valor”, dijo.

Este tipo de expresiones matemáticas permiten además el desarrollo de un sector, pues al concentrar los recursos en éste no se da una fuga de capital a otros bienes o servicios, es decir si una comunidad de productores tiene un token específico para determinado producto, todas las transacciones que se realicen serán para el desarrollo del mismo, compra y venta de materia prima, maquinaria e incluso para el pago exclusivo de mano de obra.

Aunque los gobiernos no ven con buenos ojos a las criptomonedas o cualquier otro tipo de expresión monetaria que reemplace sus monedas actuales, ya se están dando los primeros pasos. “Ese es un reto porque hay también un problema de percepción, si un gobierno organiza muy bien, este mecanismo se vuelve un activo para el Gobierno. Pero para un gobierno que no lo regula bien si puede haber problemas. En la China por ejemplo ha empezado a haber todo tipo de criptomonedas y el Gobierno ha empezado a controlarlos. De todas manera sí reclamamos cierto nivel de regulación”, dijo el ingeniero boliviano.

“También se excluyen con este modelo a quienes de alguna manera no aceptan los token. La comparación fundamental es que la moneda clásica es una expresión básica de valor, porque no tiene ninguna inteligencia en la medida en que se va utilizando, mientras que un token permite identificar la trazabilidad del mismo dentro del circuito económico.

El token es el futuro porque realmente es una moneda inteligente. Están regidas por contratos, que van identificando el comportamiento de toda esa moneda, entonces se vuelve muy interesante, sobre todo si se está viendo una comunidad y como se esta optimizando su valor”, concluyó.


Comparte este contenido

Accede a los diferentes Servicios y secciones que nuestra asociación te ofrece.