icono

El Covid 19 Fue El Gran Reformador Tecnológico

Santiago Gallego Vanegas gerente de la Red Visionamos señaló que las decisiones, aplazadas durante años, debieron ser implementadas en pocos días para responder a las demandas del servicio.

Mientras las decisiones estaban represadas y muchas empresas no habían asumido la necesidad de implementar programas de modernización tecnológica, el confinamiento y las condiciones de distanciamiento social obligaron a implementar y utilizar plataformas para atender la demanda de miles de asociados que quedaron confinados en sus casa.

Atrás quedaron las excusas de costos y la no existencia de un equipo humano para adecuar las plataformas, ahora no solo de manera sencilla, cercana, como se demandaba antes de la pandemia. Ahora casi que de manera obligatoria se debe utilizar sistemas virtuales, digitales y tecnológicos al alcance de la mano del asociado mediante su teléfono, con los mayores estándares de seguridad y rapidez.

En diálogo con Gestión Solidaria el ejecutivo afirmó que fueron borrados de tajo los argumentos utilizados por algunas instituciones que se resisten a estos programas. “ El llamado de Visionamos durante 16 años, por fin fueron tenidos en cuenta, y pudimos responder a las peticiones del sector que necesitaba servicios rápidos, robustos y eficientes”, dijo.

El ejecutivo señaló que las plataformas son de fácil uso, e invitan al confort y la tranquilidad. En esa nueva realidad se han ido adecuando los usuarios del sector cooperativo de ahorro y crédito, ahora mucho más exigentes en su uso. Poco a poco se han ido superando las resistencia y por lo contrario el volumen y frecuencia de las transacciones aumentan.

Dentro de las mediciones hechas por la Superintendencia Financiera los colombianos están utilizando en orden las transacciones electrónicas, por internet, la banca móvil, cajeros automáticos, operaciones por datáfonos y en una menor proporción las operaciones que se realizan en oficinas.

Para responder a esta nueva realidad Visionamos, junto con el Banco Coopcentral, redujo las tarifas que cobraban por las operaciones a través de su plataforma y con las entidades que tienen convenios, lo que permitió que desde el inicio del confinamiento muchas empresas que hasta el momento no habían accedido al servicio lo hicieran de manera decidida.

En momentos en que es necesario mantener la mayor prudencia en la operación y reducir los costos, las medidas referentes a la modernización de los servicios tecnológicos se constituyen en la mejor herramienta para mantener los volúmenes de las transacciones, bajando los cobros que estas causan a los usuarios y las empresas.

Adicionalmente, mientras muchos advierten que la utilización de plataformas tecnológicas para la operación de las cooperativas y empresas solidarias implican un menor número de colaboradores Gallego advierte que por el contrario: “ Sería un error contemplar una reducción de la nómina para bajar los costos operacionales. Lo que si es necesario es re enfocar la actividad que desarrollan muchos de estos miembros del equipo, pues es necesario fortalecer la atención virtual de los asociados, un mayor servicios como el telefónico y personalizado, la actualización de bases de datos y una operación de cobranzas realizada con el mayor profesionalismo”, dijo.

Por último, Gallego Vanegas señaló que ante las nuevas condiciones por las que atraviesa el planeta y un cambio inminente de seguridad para la vida durante los próximos años, las administraciones, sus equipos y en general todo el sector solidario, debe mantener una constante evaluación de las operaciones. Esta actividad implica una nueva rutina diaria, con información en tiempo real. Y eso sólo lo permite la tecnología, dijo el gerente de Visionamos.

Fuente: Gestión Solidaria

 

     


Comparte este contenido

Ahora puedes realizar el Curso de Cooperativismo Básico en Línea

Curso de Cooperativismo Básico

Ir al curso