El cooperativismo, impulsor del desarrollo de las comunidades

La economía solidaria tiene grandes ventajas

La economía solidaria es aquel renglón de la economía del país donde confluyen todas las empresas que practican los principios y los valores cooperativos. Reúne a las cooperativas,  asociaciones mutuales, fondos de empleados y organizaciones  cooperativas de segundo y tercer grado.

Se define entonces como empresas de economía solidaria a aquellas organizaciones sin ánimo de lucro, constituidas para realizar actividades fundamentadas en la cooperación, ayuda mutua, solidaridad y autogestión de sus asociados, desarrollando actividades democráticas de beneficio particular y general.

Los asociados tienen doble connotación de propietarios y usuarios a la vez. Esto conlleva a un compromiso de corresponsabilidad con la empresa que se conforma y al mismo tiempo se convierte en una fortaleza porque los asociados al ser propietarios y clientes a la vez, ejercen un mayor control sobre la gestión que se realiza.

La economía solidaria tiene grandes ventajas:

  • Integra a la persona a su propio desarrollo a través de proyectos de emprendimiento que aporten a su crecimiento.
  • Las acciones emprendidas están basadas en el respaldo mutuo y respeto por el otro.
  • Desarrollo individual y colectivo: sin dejar de lado que prima lo colectivo sobre lo individual, una característica especial de las empresas de economía solidaria.
  • Su esencia es la democracia, garantizando que cada asociado vote sin importar cuánto tenga en aportes. (Un asociado, un voto)
  • Su membresía es abierta y voluntaria; por lo tanto, hay libre ingreso y permanencia.
  • Exige la participación económica de todos los miembros que la conforman.
  • La empresa se debe manejar con total autonomía e independencia.
  • Un fundamento especial de las cooperativas es el énfasis que coloca en la educación, especialmente en temas relacionados con el objeto empresarial y el modelo cooperativo.
  • El compromiso inherente de las empresas de economía solidaria es trabajar siempre en búsqueda del bien común de los asociados, sus familias y la comunidad (responsabilidad social).

Considero que las empresas de economía solidaria son una muy buena forma de organización empresarial en la que se prioriza el ser humano sobre el capital y donde lo importante es la buena gestión en producción, comercialización o distribución de bienes o servicios para satisfacer a sus dueños. Estos son los mismos administradores y en muchos casos clientes consumidores. Es por ello que esta forma empresarial se recomienda para emprendedores comunitarios de cualquier índole, donde se busque la creación de trabajo digno, mejora de las condiciones económicas de la comunidad y retribución socialmente responsable hacia estas, en un ambiente de administración democrático.

Fuente: Minuto 30

 




Curso de Cooperativismo Básico

Ahora puedes realizar el Curso de Cooperativismo Básico en Línea

Ingresa ya mismo, regístrate y empieza a navegar en el mundo del Cooperativismo

Comunícate con nosotros

Teléfono (57) 4 - 444 8383

Horario de atención Lunes a Viernes

7:00 a.m. a 12 m. – 1:00 a 5:00 p.m.