El modelo cooperativo no puede ser víctima de la desinformación

¿Será posible que los medios -del capital- entiendan?

Los delincuentes, entre ellos los estafadores son visibles después que cometen el delito, los bandidos no se registran en ninguna institución legal esas listas, a lo mejor, reposan en las Bacrim. En la Cámara de Comercio de Bogotá se crean las empresas con la cédula de ciudadanía, la CCB no tiene poder coercitivo, por tanto cree en la buena fe del futuro empresario.

Me refiero en esta ocasión a 7º Día – Caracol TV en la noche del 11 de febrero de 2018, ese domingo buscaba los canales deportivo y al pasar por Caracol estaban en una audición de cooperativas de papel.

Noté desde un principio que el amarillismo ese espectáculo estaba en febril disposición para aumentar su poca visibilidad en la audiencia dominical.

Por razones de estar inmerso en el sector cooperativo y solidario, al ser asociado y además por dentro mi concepción política y social, me gustan las formas asociativas de los pueblos y me fascina el cooperativismo que viene del socialismo y digo que es la primera manifestación de socialismo de mercado pragmático y útil a la comunidad y una herramienta fundamental para que el capitalismo se deshaga de sus muletas o de su invalidez socio-económica.

La gente de las cooperativas, los gremios, los asociados, los trabajadores, los medios especializados comowww.ecosolidario.com.co, su impreso de circulación mensual y el periódico digital con 8 salidas mensuales, como sus redes sociales, están a cargo de profesionales honestos, que saben la razón de ser mutualistas y el compromiso con la democracia y la libertad de expresión.

El objetivo de los medios de comunicación no es manipular la información y dejar sombras de duda sobre la honorabilidad de las personas y las empresas, la desinformación lo único que hace es favorecer a los delincuentes.

Como Líderes en periodismo social tenemos la responsabilidad de dar claridad a la realidad que transita la comunidad solidaria en un país como Colombia donde la delincuencia está mejor organizada que el programa 7º Día.

Faltó en 7º Día la presencia de Enrique Valderrama, Presidente de Felcolfin, la Federación especializada de cooperativas de ahorro y crédito & financieras de Colombia. Valderrama fue Supersolidario por muchos años y conoce con suficiencia a la Supersolidaria y tiene amplia representación para ejercer la defensa del sector.

No es de extrañar la ausencia del Supersolidario, Héctor Raúl Ruíz en la entrevista de 7º Día, y que pusiera a responder a una persona que no estaba capacitada para tal responsabilidad, mostró la mediocridad como actúa el Supersolidario cuando se trata de la defensa del sector, él está más preocupado por satisfacer los requerimientos de sus apadrinados políticos, que por la realidad presente e histórica del solidarismo.

La Confederación de Cooperativas de Colombia – Confecoop, y su Presidente Ejecutivo, Carlos Acero, cumplieron con su responsabilidad de poner la cara y hacer frente a las inquietudes periodísticas, claro que son ajenos al manejo que los periodistas y sus patrones le den a la información.

La delincuencia y sus estadísticas en Colombia

Entregó para ilustrar este análisis, dos notas tomadas de El Tiempo y de Caracol, las cuales muestran el poder de la delincuencia en Colombia, aquí los estafadores para sus fechorías, hacen presencia en cualquier modalidad empresarial, jurídica o natural.

Porque los gobiernos involucrados en la corrupción por políticos, funcionarios y empresarios privados les interesa tener fórmulas para cometer sus atentados al presupuesto nacional y al bienestar de los colombianos.

La corrupción no les deja tiempo para gobernar a favor de los ciudadanos, de su bienestar, de su seguridad social integral y crear las fuentes laborales, los puestos de trabajo, los cupos para la educación y que en los hogares, por lo menos se pudiesen cubrir las necesidades básicas, evitando tanta corrupción en las campañas de la politiquería nacional donde nacen, se forman y conforman las escuelas delincuenciales para continuar en el próximo mandato.

La Ley de Libranzas y la actitud de Colpensiones, es una normativa y una conducta de Gobierno, no es una aplicación de las cooperativas, estas y el sector solidario en general, viven solicitando al Gobierno el nombramiento del superintendente de la economía solidaria ajeno a la politiquería, como hasta el momento toca sufrirlo, asimismo una vigilancia estricta por parte de la Supersolidaria, entidad que está por debajo de las exigencias de las organizaciones que hacen parte del modelo cooperativo y solidario.

En rojo en estadísticas de seguridad en el país

Edición ecosolidario.com.co

Robos a personas suben 27% en 2017 dice Fiscalía. ‘Ruido’ en cifras de robo de carros, celulares y atracos. El número de asesinatos ronda los 11.000 casos.

11 de diciembre 2017, 09:42 p.m.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, presentó en Caucasia, Antioquia, el corte de cuentas del año en materia de criminalidad y seguridad ciudadana y confirmó las cifras reveladas el lunes por EL TIEMPO que señalan que al cerrar el 2017 el número de asesinatos estará rondando los 11.000 casos. Si las tendencias siguen como van, se lograría una reducción de entre el 6 y el 10 %. La tasa (número de casos por cada 100.000 habitantes) cerrará en 23, que es la más baja en los últimos 42 años.

“El homicidio en el país cayó un 10 por ciento comparado con el año 2016, es decir, salvamos más de 600 vidas”, puntualizó el funcionario. Resaltó también que hace 17 años “la tasa de muertes violentas era de 60 por 100.000 habitantes” y aseguró que gracias a los acuerdos de paz hay una disminución del 17 % en las muertes de los integrantes de la Fuerza Pública: “De 93 muertes bajamos a 77 y de 1.098 heridos pasamos a 865. Esa sola cifra debería justificar los acuerdos”.

Las estadísticas marcan una caída del 8 % en el número de secuestros en lo que va corrido del año. Así, de 198 casos reportados en los primeros 11 meses del 2016 se pasó este año a 183.

También se registró una caída del 12 % en las extorsiones, si bien entre expertos y autoridades hay consenso en que se trata de un delito con subregistro, pues la mayoría de las personas no denuncia. El año pasado se denunciaron 4.687 casos y este año van 4.117. Aunque el Gobierno destacó la caída en algunas modalidades de hurto, lo cierto es que este sigue siendo el delito que más impacta a los ciudadanos. Cifras de la Fiscalía, a corte del 29 de noviembre, dan cuenta de un aumento del hurto a personas (atraco y cosquilleo) en un 27,6 por ciento. Se pasó de 99.647 casos en los primeros 11 meses del 2016 a 127.118 este año.

También hay un aumento en el número de denuncias del delito menos reportado a las autoridades: el robo de celulares. Creció un 53 % frente al 2016 y este año van 51.361 denuncias. Sin embargo, las solicitudes de suspensión de línea que los usuarios hacen a los operadores por robo superaron los 700.000 casos, tan solo en el primer semestre.

Aunque la Policía sostiene que el hurto de carros se redujo en un 13 % (de 7.594 a 6.619 casos año corrido), la Fiscalía tiene cifras que muestran no solo centenares de casos más sino una tendencia hacia arriba del 1,4 % de 9.877 en 2016 a 10.012 casos. “El hurto y la venta de estupefacientes son temas de preocupación diaria de los ciudadanos”, reconoció el lunes el general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía.

Caracol Radio 13/02/2018 - 08:02 COT

Hay más 323 redes organizadas de criminalidad, según Andrés Nieto, experto en seguridad, porque resulta rentable dedicarse a la delincuencia.

“Las familias están creciendo en la criminalidad, tenemos que atender a los jóvenes para que se eduque en la posibilidad de tener un futuro en paz”.

De acuerdo con Nieto, lo que vive el país, las altas tasas de criminalidad son el resultado de la falta de oportunidades y la incapacidad del Estado de brindar oportunidades.

“De cada 10 personas, por lo menos 7 son reincidentes, bajo el mismo delito entre 10 y 17 veces tienen anotaciones con la Fiscalía y estuvieron en la cárcel pero salen nuevamente a delinquir”.

Para el experto el problema de hacinamiento, que superó el 50 por ciento, deriva en una inquietud institucional: qué hacen con el resto de procesados y pero si todos los días llegan más.

“No más planes de choque hay que prevenir, las Naciones Unidas alertaron a los países para que dejen los planes de choque y se enfoquen en estrategias de prevención”.

Andrés Nieto explicó que hay seis razones básicas para que el problema se convierta en un túnel sin salida:

Seguridad económica familiar, Acceso a la salud, Control ambiental – Construcción, Seguridad comunitaria, Desarticulación de las redes, Garantías de derechos humanos.

Fuente: Eco Solidario




Curso de Cooperativismo Básico

Ahora puedes realizar el Curso de Cooperativismo Básico en Línea

Ingresa ya mismo, regístrate y empieza a navegar en el mundo del Cooperativismo

Comunícate con nosotros

Teléfono (57) 4 - 444 8383

Horario de atención Lunes a Viernes

7:00 a.m. a 12 m. – 1:00 a 5:00 p.m.